domingo, 20 de enero de 2019

30 casi 20. Un café solo


Autor: Cristina Duro Miján.

Género: novela romántica, comedia.

Nº de págs.: 296

Editorial: Esstudio Ediciones.

Fecha de publicación: noviembre de 2016

Saga/autoconclusivo: autoconclusivo.

Precio: 14,25€ en amazon.





Sinopsis: 

Gabi, cargada con una mochila de recuerdos demasiado pesada como para llevarla sola, con la autoestima por los suelos, intenta seguir gracias a sus amigas su día a día. 
El día más inesperado, su mochila se rompe cuando se enamora perdidamente de lo que ve tras un cristal de una cafetería y su vida, con un giro de 180 grados, vuelve a tener sentido. 

Opinión personal: 

¡Hola, bibliófilos! 

¿Qué tal el comienzo del año? El mío no ha estado mal del todo dado lo mal que acabé el anterior, y para celebrarlo os traigo una reseña de este libro que me ha encantado; sin muchos más rollos voy a ello, pero antes me gustaría agradecer a la editorial Esstudio ediciones el envío del ejemplar. 

Pues como os decía, 30 casi 20. Un café solo ha sido como un soplo de aire fresco tras mis últimas lecturas, que habían sido algo densas. Os hago un breve resumen: Gabi, nuestra protagonista, es casi treintañera y se encuentra un poco perdida desde que se ha acabado su relación con Pablo. Un día de camino al trabajo, verá a través del cristal de una cafetería cercana a Álex, de quien se enamorará locamente del modo más inesperado. 

La novela está narrada en primera persona por Gabi y está estructurada en 57 capítulos bastante cortos que hacen que se lean muy rápidamente. Me ha gustado este detalle porque hay algunas partes algo densas del libro, pero me animaba saber que me quedaba poco hasta el siguiente capítulo. 

En cuanto a los personajes, la novela gira en torno a Gabi y su círculo de amigos y familia. Os puedo contar de Gabi que se encuentra en esa edad con la que me siento tan identificada en la que no sabes si eres del todo adulto, esa en la que vas asumiendo cada vez más responsabilidades a pesar de sentir que siempre tendrás veinte años y te gustaría actuar como cuando los tenías, es bastante insegura de sí misma, dulce, amiga de sus amigas y extremadamente sensible. Álex es nuestro protagonista masculino, el chico de la cafetería tiene un pasado de mujeriego que le hace querer hacer las cosas de un modo distinto con esa chica de la que se ha enamorado a base de verla día a día a través del cristal, es seguro de sí mismo y algo misterioso y estoy segura de algo os enamoraréis de él en cuanto le deis la oportunidad al libro. En el libro aparecen bastantes personajes secundarios como las cinco amigas de Gabi: Martina, Lucía, Paula, Julia y María, su hermana Mel o su mejor amigo Aarón, pero a los que más conoceremos serán Gabi y Álex a través de sus cartas y sus infinitos mensajes. 

No conocía nada sobre la autora, Cristina Duro Miján, y me ha sorprendido muy positivamente tanto su pluma ligera cuando debe serlo y algo más intensa cuando toca, como la sensibilidad extrema al tocar temas como los sentimientos o las enfermedades. 

Al principio tuve sentimientos muy encontrados con respecto a si me gustaba lo que estaba leyendo, me cansaban tantas reflexiones, pero me sentía muy identificada con ellas. Ahora que lo he acabado, puedo decir que me ha encantado, que me he enamorado de Álex y de Gabi, de su historia y de cada uno de los personajes que aparecen. También me ha gustado el realismo con que se describen algunas situaciones, en las películas siempre hay un final que se supone que es el feliz, el deseado, en 30 casi 20. Un café solo se ha huido de ese tópico para hacer un final feliz menos cliché. También me ha gustado que la autora no solo se haya centrado en la historia de amor, que en algunos capítulos llega a ser secundaria, también encontramos temas como la importancia de la amistad, la importancia de quererse uno mismo y sobre todo, la importancia de seguir adelante y madurar. 

Desde que cumplí los veintidós, he ido rascando el tiempo como he podido. Realmente no me preocupaba por nada más que por vivir, pasármelo bien, sacarme la carrera y conseguir algo de dinero con algún trabajillo de fin de semana para poder subsistir. Pero, a partir de los veinticinco, la vida no parece igual. Es como si de golpe te hicieras muy mayor.  
Diciembre es mágico. Un mes de familia, de besos, de celebraciones. Te quitas un año, con sus cosas buenas y malas, y se te permite empezar otro con todo lo bueno que está en tus manos. 

30 casi 20. Un café solo, es una novela que hace vibrar el corazón constantemente y que incita a seguir leyendo sin parar y nos enseña que hay que pensar en uno mismo de vez en cuando y a seguir siempre adelante por complicadas que puedan ponerse las cosas. 


7 comentarios:

  1. Hola!
    Que bien que la hayas disfrutado tanto, me lo llevo apuntado porque tiene pinta de ser ese tipo de libros que suelo disfrutar.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    No conocía este libro y no pinta nada mal, lo tendré en cuenta.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Judith! No conocía la novela, pero juró que es la primera novela de romance que me ha hecho decir "quiero comprar ese libro". Quizá es debido a la edad de la protagonista, también me acerco a los 30 xD. Además, que el amor esté mezclado con la comedia lo hace más atrayente. Definitivamente, lo anoto para leerlo este año.
    ¡Un saludo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. Hola. Yo también tendré en cuenta este título, aunque ahora voy muy liada con lecturas que quiero y debo terminar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    No lo conocía y parece ser un libro fresco aunque yo esa etapa de los casi 30 ya la he dejado atrás :_(
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. No es mi estilo pero seguro que en algún momento de mi vida, me hace falta algo como esto así que me lo llevo apuntado. Me alegra que te gustase tanto ^^
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Judith!
    Que reseña más fenomenal! Me has convencido, no conocía a este libro de nada, pero con todo lo que te gustó definitivamente me lo apunto para futuras lecturas, tiene una pinta tremenda.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar